Dos o más, si se lo proponen, pueden soñar juntos el mismo sueño…

EL REFUGIO DE LA ESPERANZA

…Con la rapidez de un suspiro, otras cuatro Estaciones pasaron y un arco anuario después, en otra de las breves fugas de la Princesa, el idealista fabricante de raros instrumentos, la llevó hasta un bello lugar en las alturas de la meseta interior superior, donde había una importante grieta, que admitía la entrada de un rayo de Luna.

Debajo de ellos, la fontana del manantial natural de aguas termales Shushenhaiss, dejaba ver las suaves ondas-que nacían en perfecto movimiento circular, por la caída del hilo acuoso-y las nubecillas de vapor.

Alo lejos, aparecía la cascada que alimentaba el caudal del Träumefluss, el Río de los Sueños.
Mágicos efluvios de color celeste, dibujaban incomprensibles figuras sobre la superficie, que la imaginación de cada uno dotaba de hálito vital.

Pececillos de color lila fluorescente y otros de tono carmesí con finas líneas doradas en diagonal, danzaban en extraños movimientos verticales, ascendiendo suavemente y descendiendo hasta perderse en la profundidad.
Un inexplicable aroma a jazmín envolvía la prodigiosa fontana y los brazos del amor los protegían de todos los males.

Ella estaba triste, pues insatisfecha con su existencia, no hallaba como casi todos nosotros, un punto de equilibrio y sosiego.
Él tomó las delicadas manos de ella y las colocaba de forma tal, que eran bañadas por el radiante haz de Luna, como si pudiera contenerlo.
Abrazándola por detrás, la cobijaba para que sintiera protección y seguridad, mientras suavemente le hablaba juntando su rostro con las mejillas de ella.

_Nuestros sueños pueden tornarse realidad, si realmente lo deseamos. Si no lo logramos, es menester tener la suficiente sabiduría para discernir por qué.
_¿Pero por qué no podemos vivir y realizar nuestros deseos e ideales, sin hacer daño a los demás? ¿Por qué vivir es tan difícil? ¿Por qué debemos padecer sufrimiento? ¿No tenemos derecho a la felicidad? ¿Por qué hay que conformarse con lo que no nos gusta vivir? -se cuestionaba ella suspirando.

_Hay un tiempo para cada cosa. Pero lo más notable, es darnos cuenta de que lo que vemos, no siempre  responde a la realidad.

La Luna gira en preciso derrotero y el Sol siempre está en su sitio. Sin embargo, desde determinado punto de vista, Selene ha huido y ha cedido su lugar al Sol. Desde otro, el Sol se ha desvanecido en el horizonte, para dejar su lugar a la Luna.  Pero la realidad es que jamás han desaparecido.
_¿Pero por qué nos ocurren tantas cosas que nos hacen sufrir, si uno no hace ningún mal? ¿Por qué a algunos todo les resulta tan fácil y a otros se les hace imposible vivir? ¿Por qué El Omnipotente nos castiga así? -se cuestionaba desilusionada Aynegghe.

_No es un castigo de Él, sino el resultado inevitable de nuestras propias acciones pasadas. Todo se debe recomponer y armonizar, como ocurre en la Naturaleza y el Kosmos. Esa es la comprensión que nunca alcanzamos; creemos que la vida gira en torno a nosotros mismos y que las cosas deben responder a nuestras propias pretensiones y necesidades.

ANTHORWEB FINIS TERRAE GROTES SCENES III

No somos el centro del Universo, sino un simple grano de arena que conforma una imprescindible, pero insignificante porción infinitesimal del vasto desierto. Sin cada uno de esos diminutos granos, el desierto no podría ser tal, pero uno sólo de ellos tampoco lo logra, lo cual demuestra que la armonía se produce sólo cuando cada elemento, trabaja en unidad compensatoria con los demás.

La vida es un obsequio muy costoso. Jamás valoramos ni agradecemos lo mucho que recibimos.
No dejes jamás de soñar, no te resignes. Nunca te rindas. Es necesario entender que nada ocurre por casualidad: ni lo que no te has atrevido a hacer, ni lo que has decidido. Algunas veces sentirás tal decepción, que te convencerás sin duda, que no lo lograrás. Entonces al entregarte a la derrota, comienza a soñar de nuevo, aunque ya no tengas fuerzas.
Cuando el navío se halle a la deriva en medio de la ignota inmensidad y la tempestad esté arreciando, debemos imaginar que hay una Isla, un refugio.

La existencia está impregnada de sinsabores, plena de aciertos y desaciertos, de muchas duras caídas y pocos hermosos momentos; de alegrías y penurias.
_Las alegrías son tan fugaces que se nos escurren de nuestros dedos y cuando apenas las estamos disfrutando, huyen como una ráfaga de viento.
_Se nos escapan de los dedos, como el agua cuando intentamos vanamente contenerla en nuestras manos. Pero cada cosa responde a un propósito.

FINIS TERRA ESCENAS DE LAS GRUTAS

Hemos dejado nuestro pasado, en busca de un futuro que casi nunca alcanzamos. Dejamos nuestros hogares, en busca de un horizonte que casi nunca se deja ver y tras una Luz que casi siempre se nos oculta. Pero nosotros debemos perseverar. Vemos cómo otros logran cosas que nosotros nunca llegamos a obtener, pero a su vez ellos sienten lo mismo respecto a otros.

Nadie está en ningún momento conforme con lo que es o lo que posee. La constante insatisfacción, es parte de nuestro paso por aquí. En nosotros está asumirlo y superarlo sabiamente. Pero casi nunca lo logramos.

El Mundo está triste. A veces, estamos tan contentos, que creemos ser felices.
El Supremo sabe bien por qué hace todas las cosas. Nosotros no.
En la vida no se cometen errores; se siembran consecuencias.
Sólo se van acomodando las piezas de nuestro Destino, en su correcta posición. La Esperanza, es el puente entre estos dos Mundos. El tuyo y el que te rodea. Asimismo ocurre con cada persona; vivimos una existencia más feliz y en plenitud dentro nuestro, donde todo sucede de acuerdo a nuestra voluntad y otra muy diferente en cambio, la externa, en la que todo resulta como no deseábamos generalmente y los que nos rodean, no cumplen o no satisfacen nuestras inquietudes y necesidades. No actúan como queremos o como esperamos y lo peor, aunque  obremos  correctamente,  ellos no lo hacen a veces con nosotros y cometen actos que nos dañan.

ANTHORWEB FINIS TERRAE MLX ANTHORWEB FINIS TERRAE GROTES ML

Sin motivo aparente, recibimos dolor e injusticias infligidos, sin provocarlo ni-según nosotros-merecerlo.
Desviaron la mirada hacia los fuegos crepitantes, que sobre un peñasco, consumían los restos mortales de una joven adolescente, que había fallecido al dar a luz.
_La verdadera felicidad no existe. Todo es tan fugaz, tan pasajero -murmuró casi resignada Aynegghe, bendiciendo a aquella Alma a la distancia.
_Atesorar la plenitud es como intentar capturar el viento -aseguraba Rhowen.

Mi esperanza en alcanzar la felicidad total, radica justamente en que consideramos que es imposible lograrlo.

Todos nos rendimos ante la primera caída. Siempre hacemos nuestros planes, pero casi nunca resultan.
No comprendemos por qué nos pasan ciertas cosas indeseables. Pero es porque  ignoramos que ya hemos estado aquí antes y que debemos siempre recomponer cada simple cosa que hemos hecho, dicho o incluso pensado, a fin que las Leyes eternas del Universo reacomoden las piezas.
Fue por amor que hemos venido y por amor debemos vivir y honrar la vida.

El amor puro y verdadero no es el de dos amantes o el de una familia, sino aquel que desinteresadamente se entrega a los demás, sin lazos carnales que lo condicionen. Nunca desaparece, jamás es vencido. Prevalece para siempre, pues es la escencia de nuestra escencia.
Es incorruptible y no nace con el Hombre, sino que pertenece a la vida, que existe antes del Mundo.
Pertenece a La Luz Universal que está en todas partes, en todo momento.

En su pureza, se comparte enteramente sin barreras ni preferencias. Su voz es firme y noble su propósito…
El humo negro de la carne y los huesos de la difunta incinerados en la pira, se elevaba hacia las alturas cavernarias y se filtraba por las grietas al helado paisaje exterior, extraviándose en el olvido.
_Estamos de paso. Y recuerda que todo sufrimiento -continuaba Rhowen-no perdura ni prevalece sobre el amor; ni el dolor, ni la desgracia y como su origen no tiene edad, no hay un final que lo detenga, pues existe desde y para siempre.
Estoy aprendiendo a aceptar, sin resignarme. Estoy aprendiendo a asumir, sin rendirme y a esperar, pero que no sea por mucho tiempo.
La Esperanza, es el conocimiento íntimo de que la felicidad, puede ser al fin alcanzada. El amor, hallará el sendero.
La mayoría de las veces, aquello que creemos que es lo más importante, por lo cual sufrimos y soñamos, es en verdad insignificante.
Con la mente bien abierta, hemos de comprender. Con las manos bien extendidas, hemos de ayudar al extraño.
Con los ojos bien abiertos, hemos de observar con claridad cómo en verdad funciona la vida y cómo se va armando nuestro futuro con nuestras acciones y las de los que están en torno a nosotros, influenciándonos.

ANTHORWEB CASCADES OF FINIS TERRAE GROTES

Con el corazón bien abierto, sin condiciones, hemos finalmente de aprender a amar al hermano.
El porvenir está impregnado de tristezas, inundado de fracasos y luego de cada caída, inevitablemente nos alzaremos y entonces, lo único que perdurará y subsistirá después de todo ese dolor…es el amor que promete y consagra la Esperanza.


FRAGMENTO DEL LIBRO “EL PALACIO DE LAS NUEVE LUNAS” ®

DE ANTHOR ZEITGEIST   ©

ISBN: 978-607-00-4630-8

REGISTRO INDAUTOR: 03-2011-032211063700-01

COPYRIGHT 2011. ALL RIGHTS RESERVED. TERMINANTEMENTE PROHIBIDA SU COPIA, REPRODUCCIÓN PARCIAL O   TOTAL, SU DIFUSIÓN, TODO TIPO DE UTILIZACIÓN, A TRAVÉS DE CUALQUIER MEDIO ANALÓGICO, DIGITAL, ETC, EXISTENTE O POR SER CREADO, BAJO PENA APLICABLE DE ACUERDO A LA LEY DE PROTECCIÓN AL DERECHO DE AUTOR.

 

4 comentarios

  1. Maria Kosmica

    tantos datos recopilados a lo largo de la vida, y de las vidas… una tras otra, en un perpetuo retorno en los ciclos del devenir, así como carta X del Tarot, La Rueda de la Vida…
    gracias por esto!!!

    Me gusta

    19 noviembre, 2011 en 9:45

  2. Sebastian Pivot

    Fascinante. Un relato impactante, que exhibe un profundo y abundante conocimiento de diferentes tópicos de las ciencias y costumbres de la antigüedad.

    Me gusta

    2 marzo, 2013 en 13:43

  3. Josué M. Allen

    Me impresiona e intriga la temática tan diversificada de este Libro.

    Su lectura me transporta a entornos fantásticos, donde la Cofradía de los finistérreos lucha por surgir de las vicisitudes extremas, con la fuerza de sus ideales de hermanar a toda la Humanidad bajo un mismo sueño.
    Muy buen Libro.
    Josué Mariano Allen

    Me gusta

    2 marzo, 2013 en 13:49

  4. Christian Maison

    Un relato apasionante de aventura, humanismo, enseñanzas fundamentales, pasiones y traiciones, fracasos y triunfos, que captura desde el primer hasta el último capítulo.
    Debo confesar que lo comencé a leer esperando otro libro más de aventuras, con héroes y princesas, descubriendo sin embargo, que el relato rompe con todas las reglas y no logro adjudicarle un género, pues es drama, es suspenso, es épica, aventura, filosofía, historia, magia y un sinnúmero de variantes e información, que jamás hubiese imaginado en una misma historia, que llega a conmover hasta las lágrimas, por la tremenda sensibilidad que remueve en el corazón de quien lo lee.

    Me gusta

    5 febrero, 2016 en 3:26

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s