Dos o más, si se lo proponen, pueden soñar juntos el mismo sueño…

ZEPHIROTH – EL ÁRBOL DEL CONOCIMIENTO


…En cierta fecha, al rayar el alba, Aynegghe, Vexermonc, Mölnâârgh, PhiloCaelus y Rhowen, salieron al exterior por una salida secreta que conocía el artesano y viajaron hasta la “Foresta de las Nubes” que era casi inaccesible, pura y desconocida.

Allí, abrumados por la belleza del bosque, comenzaron a  acariciar, abrazar y besar con amor a los hermanos árboles, a las inexplicables exóticas y bellas flores que crecían sobre esas cumbres, por encima del manto nuboso.

El caminante cuyo Espíritu había sido bendecido como uno de los humildes mensajeros, en sus visiones desde la infancia, veía que entre las nubes y las blancas nieves eternas, yacía el pórtico invisible de un Sitio Sagrado y  apartándose de los ojos sorprendidos de los otros e internándose en la mágica foresta, allí se arrodilló entre las hojas y flores fluorescentes de mil colores a orar y prometió no salir jamás, hasta que el portal le fuera revelado.


ANTHORWEB PORTAL DEL EDÉN III , EPOPEYA DE FINIS TERRAE V

 

 

Al cabo de tres de nuestras ilusorias horas, el Portal etéreo se abrió y entonces el Cielo comenzó a quebrarse cual trozos de cristal.

Asimismo, el paisaje alrededor de él se iba “desarmando” en asimétricas piezas, sacudiendo los canceles de la Creación, cual si toda la realidad no fuera más que una inmensa obra pictórica, del Artista Supremo.

 
Allí en el Paraíso Terrenal, el Edén perdido, en medio de la inmensidad custodiando el Mundo desde las alturas, se hallaba el maravilloso y colosal Vitae et Veritas Fidedignus Zephiroth, el “Sagrado Árbol dela Verdad y la Vida”, resplandeciendo con una Luz pura y poderosa, en cuyas cientos de miles de diminutas hojas en ambas caras y en su tronco, estaban grabados los nombres de todas las Almas y sus obras, circulando dentro de ellas eternamente.

 

 

ANTHORWEB The Zephiroth II, ANTHOR FILES, EPOPEYA DE FINIS TERRAE

 

 

Rhowen vio a sus amigos a lo lejos y les indicó con ambos brazos que se acercaran. Ellos estaban atónitos, y atemorizados, cruzaron la etérea entrada.
Los Siete Magnanimi Videnti aparecieron formados en círculo frente al glorioso Hermano Árbol y todos se postraron en la nieve en reverencia, asustados por estar donde no debían.
De sus ramas mayores, pendían 10 extrañas esferas luminosas y en su superficie las letras del Alfabeto creado por El Supremo, giraban en sí mismas, acomodándose para formar un nombre en cada esfera:

Kether: La Corona de la Providencia Equilibrante. Jojmah: La Sabiduría. Binah: La Inteligencia. Jeseddh: La Misericordia. Gevurah: La Justicia. Tiphereth: La  Belleza. Netsajh: La Victoria de la Vida sobre la muerte. Hodh: La Eternidad del Ser. Yeshodh: La Generación o Piedra Angular de la Estabilidad Perpetua.  Majuth: El Reino y Principio de las formas.

Con sus penetrantes miradas violáceas que trascendían la existencia, sin mover sus labios, los Siete Magnánimi comenzaron a instruir al unísono:

_El Preteritus et Futvrae Anima Postvma Judicat Byblos, el “Pergamino del Enjuiciamiento Final del Pasado y Futuro del Alma”, es el Rollo Áureo que conforma los aros internos del majestuoso y Sagrado Árbol, girando dentro de él y deteniéndose sólo unos instantes, cada Ciclo completo de las Doce Eras Zodiacales, luego de 25625 arcos anuarios.
A través del Rollo todos seremos juzgados, a partir de que El Bendito haya ya abierto Los Siete Sellos, después del Kathun de la Tribulación (2012-2032 DC).
Entonces El Tribunal juzgará a todos, mil arcos anuarios después de dichos diem dela Revelación (Apocalypsis), cuando la Rueda del Dharma, haya cesado de girar por última vez, en el inevitable Juicio ulterior de las Eras.

 

 

 

Cada pensamiento, cada acto y cada palabra de cada uno de los seres humanos, en El Rollo se halla inscripto, para ser leídos y pesados en la Balanza Kármica.
Los nombres vibran, se intensifican iluminándose o se borran. Si se desvanecen, es porque definitivamente han sido cancelados de los inmaculados Rollos del Manuscrito Celestial de la Vida. Esa es “La Muerte Segunda”, la supresión final de la Evanescencia del Espíritu, causada por sus numerosos actos impíos, a través de las 108 encarnaciones humanas.

 

ANTHORWEB SEPHIROT IX, ANTHOR FILES II

En una bandeja de La Balanza, serán colocadas vuestras obras. En la otra, los Sacros Siete Triángulos de Oro, en cuyo interior yacen Las Siete Fundamentales Virtudes heredadas deLa Escencia Primordial:

                  BONDAD INMUTABLE        COMPASIÓN INMUTABLE

               SERENIDAD INMUTABLE   TOLERANCIA INMUTABLE

               HUMILDAD INMUTABLE    SINCERIDAD INMUTABLE

                                               INOCENCIA INMUTABLE


Habiendo grabado los Preceptos del Dharma en los corazones de los viajeros, los Siete Videnti se esfumaron entre las blancas nubes.

Conmovidos profundamente y con sus ojos húmedos de arrepentimiento y amor, ellos permanecieron varias horas en Éxtasis, sintiendo en sus Almas la comunión con la Madre Naturaleza y el Universo.

Partieron más tarde con la más profunda melancolía del Ser en sus pechos…

 

 

FRAGMENTO DEL LIBRO  “EL PALACIO DE LAS NUEVE LUNAS” ®

DE ANTHOR ZEITGEIST ®

COPYRIGHT 2011.ALL RIGHTS RESERVED. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS.

TERMINANTEMENTE PROHIBIDA SU COPIA, REPRODUCCIÓN PARCIAL,  TOTAL, A TRAVÉS DE CUALQUIER MEDIO ANALÓGICO, DIGITAL, ETC, EXISTENTE O POR SER CREADO, BAJO PENA DE LEY DE PROTECCIÓN AL DERECHO DE AUTOR.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s