Dos o más, si se lo proponen, pueden soñar juntos el mismo sueño…

DER SIEBEN HELLSEGER, LOS SIETE VIDENTI

LAGUNA DE LAS GRUTAS DE FINIS TERRAE

 

…Una noche, en el silencio pacificador de las grutas, una vibración, un temblor, comenzó a hacer caer las estatuillas, enseres y copas de todas las mesas y estanterías. Algunos cristales se resquebrajaron y varios revestimientos que alisaban la rústica superficie, se agrietaron.

ANTHORWEB PALACIO CON PUENTE, EN FINIS TERRAE

Unos guardias Centuryan, osaron salir a la superficie e incluso despertar al Rey, que estaba en el Retiro Espiritual de la Luna Llena, en el exterior.

_Su Majestad -le decía temeroso Mathyah- la luz del Faro del Quinto Sol sobre el Peñasco Ghäytek, se ve literalmente opacada por un flamígero resplandor. Todos han salido de sus hogares espantados y aturdidos por la tremenda vibración que no cesa.


La Llama Sagrada de Phoebus en el Sancta Sanctorum, es una simple lámpara de aceite, en confrontación con la luminiscencia encandilante que se posa sobre el Lago.

El calor que repentinamente se adueña del lugar, es por cierto abrasador. Siete siluetas con largas túnicas violáceas y cinturones plateados, están de pie junto al Faro. 

_ ¿Cómo han llegado hasta las grutas? -preguntó El Rey Lúcumon Hissarlik.

_Nadie se explica cómo han encontrado la entrada secreta, Majestad -interrumpía Germanicus Trasius-ni cuáles son sus intenciones y los Centuryan de Speltus estaban dispuestos con sus lanzas a atacar, pero no inspiraban temor o sensación alguna de peligro, sino todo lo contrario. Llevan largo rato casi inmóviles flotando allí abajo, como esperando sin prisa el mismo Fin de los Tiempos.

_Debemos  descender inmediatamente -sugirió Nymrodh.

Nadie se atrevía a interrumpir la solemne presencia de esos altos Seres. Inspiraban respeto absoluto y mirarlos, significaba quedar inmóvil, con una extraña sensación de levedad del Ser, en total calma y bienestar.
El Aura de la Escencia Primordial, envolvía sus perfectas siluetas.

_Observen -hacía notar el Lucumon-siete rayos de Sol tienen grabados en sus grandes medallones triangulares de oro, que están como adheridos en el frente de sus sedosas túnicas.   

_Los intrusos, aseguran ser descendientes directos de los hermanos dela Cofradíade los Fundadores y nadie duda de su testimonio, Majestad.

_¿Eso es lo que han declarado? -preguntó el Rey Sacerdote Hissarlik.

_Estos siete forasteros no hablan en nuestros dialectos -agregaba Mlââdh-sino con sus pensamientos y han llamado al Oráculo Anthares, los Numerólogos, los Astrólogos y los Maggi (Sabios) de todas las ciencias, al litoral del espejo acuífero, para impartirles bondadosamente sus Enseñanzas y Profecías.

_Yo también logro escucharlos en mi corazón diciendo Labra Lege, “lee mis labios”, enseñando la sabiduría, sin que ellos abran siquiera su boca…

_Majestad -continuaba Mlââdh-juro que estar junto a ellos, brinda una etérea sensación de paz y sabiduría sin par, que invade el ambiente y nuestros corazones.

Sus rostros son perfectos, inusualmente simétricos; su piel imita a la fina porcelana de los Qin y prestando atención, son muy similares entre sí, casi idénticos cual septillizos y asemejan al Pharaon Estelar Akhenathon.

El color de sus ojos es violáceo, más obscuro que el de sus delicadas túnicas.

 _Es fácil percibir -acotaba Hercólubus-que El Espíritu de Luz mora en ellos y ellos en Él. Sus miradas penetrantes pero pacíficas, traspasan los límites del entendimiento, como transmitiendo una sabiduría sin tiempo que no hace falta cuestionar. Ellos aseguran que ven el color de nuestra Aura, conociendo sin dudas qué nivel de evolución espiritual posee cada Alma.

Las palabras no son necesarias, ni podrían jamás expresar tamaña sapiencia. Antes de manifestarse, extendieron un Papyrus metálico vertical, cuyos ideogramas grabados, misteriosamente podían leerse mentalmente en todos nuestros idiomas.
Los Siete Dogmas dela Perfección:

                           BONDAD INMUTABLE     SINCERIDAD INMUTABLE

                  COMPASIÓN INMUTABLE     TOLERANCIA INMUTABLE

                   INOCENCIA INMUTABLE      HUMILDAD INMUTABLE

                                                    SERENIDAD INMUTABLE  

En un breve instante, han instruido con un sólo haz de pensamiento a nuestros Sabios, sobre la existencia de los diez Planetas cercanos a nuestro Sol contando Nibyrus; sobre la Materia Invisible, las Profecías del Quinto Sol del Inicio de Acquarius y cientos de secretos de Natura y el Kosmos, que aumentan miles de veces nuestros antiguos conocimientos.

Así exponía su descripción de los hechos Hercólubus ante el Rey Hissarlik, que se había perdido el inicio del misterioso evento, pues dormía cansado luego de los Ritos del Plenilunio de Selene, que habían durado siete noches.


ANTHORWEB PALACIO DE LA GRUTA MEDIA DE FINIS TERRAE V

_Extraños e indescriptibles eventos -decía Mlââdh- han ocurrido allí este diem.

Rhowen reconoció en ellos, a las siete siluetas de la visión de su infancia. 

…Entonces cierta vez, los Siete Iluminados se reunieron con todos los Maestros a puertas cerradas, en el salón central del amplio Astrodomus.

_Nadie sabe en testimonio de verdad, qué es lo que han hablado, qué situaciones allí se han desarrollado, pero a partir de entonces, los Sabios, Magos y Eruditos, han demostrado habilidades sin par, dones superiores antes desconocidos y su intelecto se ha incrementado notoriamente.

 _En el Sancta Sanctorum -continuaba -junto a las Reliquias Sacras, han aparecido siete nuevos objetos. Son siete triángulos de desconocido metal que parecen por cierto muy antiguos.

Tienen “El Ojo del Supremo Conocimiento” labrado en su centro y una serie de símbolos incomprensibles en relieve, que bordean sus tres lados iguales, el mismo formato de los monumentos de los Sabios del Nilo.


Los Iluminados, aducen que los Triángulos y Pirámides son formas energéticas perfectas y dichos sacros amuletos, representan “Los Siete Sellos” que serán abiertos en el Tiempo Final y los denominan Oculus Dei, “Ojo de Dios”.  Son del grosor de una mano y los únicos tres Monjes encargados de fabricar el Tabernáculo con las hendiduras correspondientes, hechas a medida para incrustarlos, juran que son en extremo pesados y al tocarlos, son flexibles, pero inmediatamente recuperan su solidez…


FRAGMENTO DEL LIBRO  “EL PALACIO DE LAS NUEVE LUNAS”

DE ANTHÖR  ZÊIT GÊIST

ISBN: 978-607-00-4630-8

REGISTRO INDAUTOR: 03-2011-032211063700-01

COPYRIGHT 2011. ALL RIGHTS RESERVED. TERMINANTEMENTE PROHIBIDA SU COPIA, REPRODUCCIÓN PARCIAL,  TOTAL, A TRAVÉS DE CUALQUIER MEDIO ANALÓGICO, DIGITAL, ETC, EXISTENTE O POR SER CREADO, BAJO PENA DE  LA LEY DE PROTECCIÓN AL DERECHO DE AUTOR

el-palacio-de-as-nueve-lunas-de-anthor-zeit-geist-in-diebus-creatoris-messis-postuma-iii

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s